Verdades sobre el Gas natural


  • El gas natural vehicular es un combustible para cualquier tipo vehículo con motor de combustión interna (autobuses, camionetas automóviles, entre otros). También pueden ser convertidos a gas natural los motores diésel.
     
  • La pérdida de potencia de un carro que es convertido a gas está entre el 4 y el 12 por ciento. Eso depende de la altura y del estado del motor. - El uso de gas natural implica un ahorro de entre el 40 y 55 por ciento de combustible.

  • Un motor alimentado por gas natural, emite menor cantidad de sustancias nocivas para el medio ambiente.

  • El gas ofrece mayor duración del aceite del motor y por ende mayor longevidad del bloque de este, ya que no se produce escurrimiento de gasolina al depósito de aceite.

  • El motor puede funcionar con gas o gasolina; solo debe accionarse un sencillo conmutador. 

  • La naturaleza del gas (gaseosa), le permite mezclarse de manera más eficiente con el aire y así produce una mejor combustión. 

  • El gas tiene mayor octanaje que la gasolina corriente, por ende, resulta más apropiado para motores con mayor índice de compresión.  El funcionamiento del motor es más suave que con gasolina, y por ende resulta menos ruidoso y molesto para los ocupantes del vehículo. - Existen grandes reservas de gas natural en nuestro país.

  • Su precio permanece congelado por largos periodos de tiempo. 

  • Es un combustible muy volátil, por eso en caso de accidente y escape, el gas natural se disipa fácilmente en la atmósfera. 

  • El tanque de almacenamiento en el vehículo, es más fuerte y resistente a una colisión que un tanque de gasolina convencional. Además al requerir revisiones periódicas de carácter obligatorio, se previenen accidentes. Lo mismo sucede con el resto de componentes del kit de conversión.

  • El tanqueo es seguro, se realiza de una manera más técnica y segura que el de la gasolina.